//
inicio

Última Entrada.

Chicos del siglo XXI: Angie Moon.

angiemoon

Ella es Angie Moon. Es una fanática perdida del rock clásico, amante de la cultura mod y la moda pin-up. Su obsesión es eso que ella llama anything midcentury: el estilo de vida idealizado de los años 50, 60 y 70 que se reflejaron en la música, el cine, el diseño, la ropa y la idiosincrasia. Colecciona ropa vintage como toda chica moderna que se precie y su Tumblr lleno de icónicas imágenes tiene una cantidad impresionante de reblogs. Pero lo realmente sustancial es que Angie Moon, a sus veinte años, es una DJ de radio que se ha ganado un público a base de trabajo y buen gusto. A pesar de ser norteamericana (con algo de latino) vive y estudia en Irlanda, en donde transmite en la radio de la Universidad de Limerick. Hay que prestar oído, que lo vale. Platiqué con ella de algunas cosas que le obsesionan y, personalmente, recordé viejos y buenos tiempos de candidez y entusiasmo. Que es algo que a Angie le sobra. Más chavales así, por favor. 

¿De dónde eres? ¿Realmente es Moon tu apellido, como Keith? Es genial.
No tengo un lugar que pueda llamar casa, realmente. Cuando era niña me mudé a muchos lugares y aún lo hago. Si tengo que nombrar un lugar, sería Chicago, donde vive mi familia. No, no me apellido Moon. Lo tomé de Keith, claro, mi baterista favorita de una banda que adoro. Y de niña fui una gran fanática de Sailor Moon. 

¿Cómo fue que te obsesionaste con la música?
Cuando niña, mi papá solía poner discos de soul y disco. Él fue un soulie en los 70 cuando tenía mi edad. Tuvo su propio show de radio universitaria de soul y R&B. Y fue, claro, mi inspiración para convertirme en DJ. Cuando yo tenía 14 años me clavé con los años 60 por la trilogía de Austin Powers. A partir de ahí no hubo vuelta atrás: me enamoré de los Beatles y después de toda la música de los 60. 

¿Cuál fue tu primer disco? ¿Hubo uno que te haya cambiado?
Dark Side of the Moon. Fue un regalo de un amigo del instituto que también amaba la música de los 60 y a los Beatles. No hay uno solo, sino varios. Quadrophenia me enamoró de la subcultura mod, Tommy me impresionó. Dreamboat Annie es otro de mis favoritos de los 70 porque me identifico mucho con Ann Wilson. 

¿Cómo eran las cosas en donde vivías cuando crecías?
No iban muy bien y por eso me enamoré de los años 60. Eran mi lugar feliz, idealizaba el Swinging London. Mis compañeros me molestaban mucho, por cierto. 

¿Cómo entraste al Mundo Moderno?
Gracias a The Who y Quadrophenia. Me encanta cómo se vestían en los 60 y la vida según Quadrophenia me parecía sumamente cool. Leí sobre Carnaby Street y vi documentales sobre boutiques de la King’s Road en Londres.

¿Cómo ves ese mundo hoy?
Me encantaría conocer más mods. Creo que es algo que sobrevivirá porque es un look tremendamente clásico y no pasa de moda. Sólo deseo poder encontrar más ropa a precio accesible. Si la ropa modernista fuese accesible se volvería tremendamente popular. Y en cuanto a la música, me parece que hoy es difícil encontrar música bien escrita, bien pensada. La música tiende a seguir una fórmula, pero siempre hay esperanza. Hay algunas bandas hoy que me gustan mucho. Pienso, por ejemplo, en The Strypes o Miles Kane. 

¿Qué tan activa eres en tu escena?
Soy muy tímida y no voy a muchas fiestas; la mayoría de mis amigos no son mods, pero les encanta escucharme cuando hablo de ello. Soy más bien tranquila, pero amo hablar sobre lo mod y sobre rock clásico. 

¿Cómo y cuándo comenzaste a trabajar en la radio?
Probé por primera vez lo que era trabajar en la radio a los 17 cuando hice una entrevista a una banda canadiense cuando estaba en el instituto en Toronto. Pero ya me clavé con la radio cuando me mudé a Chicago, incluso tuve mi propio show. Ahora hago algo de radio aquí en Irlanda, en la ULFM (la estación de la Universidad de Limerick.) ¡Y me encanta! Me fascina tocar música de los 60 y entreteneros, chicos. 

¿Cuáles son tus mejores experiencias en la radio?
Poder tocar toda esa música de los 60 y 70 y hablar sobre los artistas y las bandas. Me gusta que mis escuchas sepan cosas nuevas de las bandas y que su experiencia de escucha sea cada vez mejor. Quiero hacer que la experiencia de escucha sea la mejor ever. 

¿Y las peores?
Probablemente algunos momentos incómodos aquí y allá. No puedo recordar con exactitud, pero a veces olvido lo que iba a decir o toco la canción incorrecta. Pero, igual, agua y ajo: hay que mantenerse en pie. 

¿Cómo se ve el futuro para Angie?
Definitivamente quiero ser un DJ de rock clásico y viajar por el mundo. Tal vez hacer una working holiday en algún lugar. Me encantaría ir a Japón, Australia y Nueva Zelanda. Quiero también trabajar en mi colección de ropa modernista y de discos. 

¿Cuáles son tus mejores experiencias del mundillo musical? ¿Y las más frustrantes?
Pude conocer a Pete Townshend en una firma de libros y los Temples me firmaron mi copia de Sun Structures. Muy genial. Y pude ir a los Juno Awards cuando vivía en Toronto, también. A veces es frustrante tener menos de 21 porque hay un límite de edad para algunos conciertos, además de que algunos conciertos suceden mientras estoy viajando. 

¿Vinilo, Cd, mp3?
El vinilo es genial y siempre es bueno tener una copia física del álbum, además de lo bien que se ve en un estante; pero por razones de portabilidad, el vinilo es genial también. Tengo un iPhone y tengo algo de música en él. Siempre es buen entretenimiento en el autobús o en un avión, cuando viajas. 

¿Qué tan grande es tu colección? ¿La aireas de algún modo en sets de DJ o en tus transmisiones de radio?
Apenas tengo unos 50 o algo así, no recuerdo bien. Mi padre es quien tiene varios cientos. No llevo mis discos al show de radio porque no quisiera que se dañaran, además de que están guardados en la casa de mis padres, porque acá no tengo aún un reproductor de discos. 

¿Cómo es tu vida ahora?
¡Muy buena! Me encanta estudiar fuera de mi país y he conocido a mucha gente y he hecho grandes amigos. Mientras estoy acá iré a muchos lugares increíbles de Europa como Berlín, Londres, Amsterdam, París y las Islas Canarias. Me encantaría ir a Escocia también. 

¿Cuáles son tus películas? ¿Libros?
Mis películas favoritas son de Disney y Pixar y los filmes de comedia. Me gusta casi todo tipo de película. Disfruto de los documentales. Si hay que nombrarlas: Buscando a Nemo, Mi primo Vinny, Mean Girls, Airplane!, Inglorious Basterds, The Breakfast Club, Toy Story, Alicia en el país de las maravillas. ¿Y libros? Harry Potter, Scott Pilgrim, The Outsiders. 

¿Cuál es tu bebida?
Té. Y leche de almendras. 

Sé que es una pregunta terrible pero, ¿cuáles son tus 20 discos?
The Who, Tommy.
Pink Floyd, Dark Side of the Moon.
The Who, Quadrophenia.
The Who, Who’s Next
The Stone Roses, The Stone Roses.
Cream, Disraeli Gears.
Curtis Mayfield, Superfly.
Heart, Dreamboat Annie.
Led Zeppelin, IV.
The Beatles, Rubber Soul.
The Beatles, Abbey Road.
T. Rex, Electric Warrior.
Yes, The Yes Album.
Small Faces, Ogden’s Nut Gone Flake.
The Zombies, Odessey and Oracle.
Jefferson Airplane, Surrealistic Pillow.
The Doors, The Doors.
Wings, Band on the Run.
Fleetwood Mac, Rumours.
Traffic, John Barleycorn Must Die. 

¿Y singles?
No se me ocurre alguno.

¿Alguna otra recomendación de algo que no podamos perdernos?
Cualquiera de mi lista de álbumes perfectos de mi blog de Tumblr Meanwhileinthe60s. Amo la música de los 60 y 70, de la Invasión Británica al rock psicodélico pasando por surf rock, ska, R&B, disco, prog, glam, punk, mod revival. ¡Todo!

C/S.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.