//
inicio

Última Entrada.

La Révolution n’est qu’un début. Continuons le combat (1968) de Pierre Clémenti.

La Révolution n’est qu’un début. Continuons le combat (1968) de Pierre Clémenti. Enfant terrible carilindo, Clémenti es un pequeño héroe del cine. Actuó en las películas más arriesgadas, pasó tiempo en la cárcel y aprovechó para escribir un libro y se involucró con la contracultura francesa a mediados de los 60 de manera activa. Visa de censure no X es, aún hoy, un gran documento de una idiosincrasia que, ay, tal vez nunca debió perderse. Y en La révolution n’est qu’un debut… capta los disturbios de mayo de 1968 en Párís, los pasa por un filtro de psicodelia y Kenneth Anger y les pone como banda sonora el pop más feroz sobre la tierra. El resultado es increíble. Explosivo. Magnífico. Aunque un poco demasiado arty, tal vez.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.