Chicos del siglo XXI: Carlie Irene Wright, “Audleigh.”

DSC00847 (2)

por Esteban Cisneros

En línea, se le conoce como Audleigh, que es un nombre estiloso por donde se le vea. En la vida real se llama Carlie Irene Wright, que también es un nombre estiloso por donde se le vea. Tiene veinte años, es la hija de en medio en una familia de cuatro y trabaja en la tienda de sus padres al tiempo que estudia la universidad. Pero, en realidad, ese sería apenas la introducción de su glamorosa película de Old Hollywood: su mundo es mucho más interesante. Es una obsesa del cine de los años 30, 40 y 50, una enciclopedia andante y una promotora activísima de la apreciación de la gran revolución cultural del siglo pasado, esos monitos que se mueven proyectados en una pantalla en una sala oscura. El caso Audleigh es fascinante, por lo polar: es toda una firma online, un emporio de imágenes y opiniones autorizadas gracias a su serie de blogs sobre cine viejo y es, al mismo tiempo, una convencida de que lo actual palidece en casi todo frente al pasado. Me animé a hacerle algunas preguntas; estas son sus respuestas:

¿Quién es Audleigh?
He creado una presencia online que combina los nombres de mis dos actrices favoritas: Audrey Hepburn y Vivien Leigh. Mi nombre real se debe a la madre de mi padre, Irene, y la abuela de mi madre, Carlie. Soy de un pueblito en Ontario, Canada. Carlie Irene Wright.

Tu nombre real suena completamente Old Hollywood, de todas maneras. ¿Cómo fue que te clavaste con el cine?
¡Es mi pregunta favorita, me encanta responderla! Todo comenzó en el onceavo grado, hace unos cuatro años. Yo estaba en clase de Inglés y acabábamos de terminar de leer Pigmalión de George Bernard Shaw y, claro, mi maravilloso maestro puso el DVD de My Fair Lady con Audrey Hepburn, Rex Harrison y Jeremy Brett. Me enamoré por completo de Audrey, su presencia en pantalla era asombrosa. Caí redonda. Me puse a buscar sus demás películas y cada vez me enamoré más y más. Comencé de inmediato una colección de libros y biografías sobre Audrey Hepburn.

¿Cuál es el primer filme que recuerdas con cariño? ¿Cuándo y cómo lo viste?
La primera película que recuerdo haber visto es Matilda. Y eso me parece asombroso porque nací en 1994 (la película se estrenó en 1996.) Era mi película de niños favorita, ¡aún lo es! Adoro la historia, adoro a los personajes… Tuve la película en VHS y la veía todo el tiempo en casa, en mi sótano. El primer filme clásico de Hollywood que recuerdo es El mago de oz. Yo era muy, muy joven cuando lo vi. Tal vez tendría cinco o seis años.

¿Hubo una película que te cambiara?
Oh, hay muchos filmes que me han cambiado como persona. Waterloo Bridge (1940) realmente me llevó a un estado de completo shock. Es una película hecha con sentimiento, que me hizo darme cuenta de la pasión que las personas pueden tener hacia otra gente y lo que están dispuestas a hacer para proteger a quienes quieren. Otra es Now Voyager (1942), que me hizo verme a mí misma y preguntarme si lo que hacía en ese momento era lo que quería de mi vida. Y, claro, la más importante para mí es Un tranvía llamado deseo (1951). Hay tanto drama en esa película y el impacto va más allá de la historia y la trama. Recibí de este filme un sentido real de valor.

¿Cómo eran las cosas en tu pueblo cuando crecías?
Tranquilas. Crecí en un pueblo muy pequeño en donde nada pasaba. Conocí gente. Nunca tuve problemas con ello.

¿Cómo te clavaste con el mundillo del Old Hollywood?
Debo decir que me clavé gracias a Tumblr y la comunidad Old Hollywood que ahí existe. Nunca hubiese conocido tantos fans maravillosos si no fuese por Tumblr. He hecho grandiosas amistades allí y he aprendido muchísimo acerca de la Era Dorada.

¿Por qué amar la Era Dorada?
Es una era muchísimo mejor a la actual. No me interesan las películas de hoy. Ninguna.

¿Cuándo y por qué decidiste que amabas esa era?
Creo que el momento exacto en el que me di cuenta de que amaba al Hollywood clásico fue cuando terminé de leer una de las biografías de Audrey Hepburn, Enchanted: The Life of Audrey Hepburn. Estaba llena de historias asombrosas y anécdotas que se quedaron en mi cabeza. Nunca las olvido. Cuando descubrí esta Era Dorada estaba deprimida y terriblemente sola y la vida no iba bien. Necesitaba algo que amar, algo con que apasionarme. Y fue cuando descubrí el emocionante mundo de las películas y las estrellas de la Era Dorada y supe que había encontrado algo que podía amar para siempre. 

¿Es una cuestión de nostalgia?
No, no creo que sea nostalgia. Nunca he sido una persona que siga las modas. No estaba buscando la próxima cosa nueva, solo sentí interés y después gusto.

¿Te consideras retro?
¡De ninguna manera!

¿Qué tiene ese universo Old Hollywood que no tiene tu presente?
Pregunta interesante. Creo que la diferencia primordial es que el Viejo Hollywood tiene más alma, más amor y, en general, una atmósfera más amable. El mundo hoy se trata acerca de la gente y cuánto dinero están haciendo; en ese entonces la gente era menos engreída y egoísta. El pasado tiene una vibra más gentil.

¿Qué opinión te merece el cine hoy? ¿Y el showbiz actual?
Sí veo algunas películas de estreno, pero no me interesan mucho. Tampoco las estrellas de hoy. Todos los escándalos en que se involucran me hacen sentir asqueada por cómo funciona el negocio del cine. Para mí es un gran chiste, siento que las estrellas no se toman sus carreras en serio.

¿Cuáles son tus películas actuales favoritas?
Debo admitir que no hay muchas. Pero puedo mencionar Django Unchained, El conjuro, El gran Gatsby, Now You See Me, Saving Mr. Banks y Stoker.

¿Cómo ha reconfigurado el Old Hollywood tu vida social?
Debo decir que ha impactado mi vida social bastante, porque ahora paso mucho más tiempo leyendo, viendo películas y blogueando. Si hay algún aspecto de mi vida al que puedo añadirle el toque Old Hollywood, lo hago. 

¿Habrías sido más feliz de haber vivido en el pasado?
Mucho. Si tan solo hubiese vivido a mitad de los años 40… 

¿No crees que las “edades doradas” son algo idealizado y, por tanto, dulcificado por el tiempo?
Creo que el cine es una de esas cosas que mejoran con la edad. Hay algo acerca del cine que se hizo hace 50 años que es maravilloso ver y de lo que dan ganas de formar parte.

¿Es reaccionario o revolucionario mirar al pasado?
Es revolucionario. Uno ve el pasado y aprende de lo que ha sucedido.

Uno de los argumentos para preferir lo Viejo es que lo Nuevo tiende a seguir una fórmula o que carece de mística, de alma. Pero los viejos filmes pueden ser también de formula y (que no se malentienda, me encantan) también carecer de calidad. ¿Por qué insistir con lo Viejo?
De verdad creo que el cine hoy es pobre en general. Las películas que se hacen son muy materialistas y ordinarias. Siento que a las películas de la Edad Dorada se les ponía más alma y cerebro, contrario a lo que sucede hoy.

¿Crees que el cine hoy pueda llegar a un punto de creatividad que iguale al de tu época favorita? ¿O lo ha logrado ya?
No, para nada. El cine hoy puede intentarlo y copiar las técnicas del pasado, pero nunca lo logrará. Los genios que hicieron aquel cine (directores, escritores, músicos) están todos muertos y enterrados y su talento con ellos. Nunca habrá un cine como aquel; ya no. 

¿Cómo sería tu “presente ideal” para el cine?
Uno en que los actores y las actrices creen su propio estilo, su propia persona y darle clase y estilo a los personajes a los que dan vida, en lugar de solo copiar lo pasado. Que usen sus propias ideas.

¿Y tu “futuro ideal”?
No sé, pero ya me gustaría ver…

Además de tu Tumblr (muy activo), ¿qué otra actividad realizas que esté relacionada con el cine?
Fui parte de un cineclub en el colegio, discutíamos nuestros filmes favoritos y lo que significaban para nosotros y todo eso. Tengo varios sitios en la red dedicados al Hollywood clásico: Pinterest, Twitter, Letterboxd

El cine que amas es pasado. ¿Cómo haces para conseguirlo y verlo?
Compro la mayoría de mis películas en línea o en tiendas especializadas. La mayoría las tengo en DVD o BluRay. Tengo algunos VHS, también…

¿Qué tan grande es tu colección?
Tengo más de 300 películas.

¿Qué hay de las descargas, los Torrents, el streaming?
Sí descargo películas cuando no las puedo encontrar en línea. Las descargo solo como último recurso.

¿Qué otras cosas coleccionas además de películas?
Me encanta la memorabilia de cine, los trinkets. Tengo una foto firmada por Marlene Dietrich, algunas revistas Life con portadas de Audrey Hepburn, Hedy Lamarr y Ginger Rogers; tengo pósters de revistas, algunos afiches de metal, unas 30 biografías de una docena de estrellas distintas y algunos discos (“Moon River” de Breakfast at Tiffany’s, las Vivien Leigh Tales y el soundtrack de Breakfast at Tiffany’s.) Debo tener unas 30 piezas realmente de colección de memorabilia del viejo Hollywood.

¿Qué hay de la música?
Hay mucha música actual que me encanta. Pero me gusta, sobre todo, la de los 50 y 60. 

¿Por ejemplo?
Me gustan Frank Sinatra, Dean Martin, Marlene Dietrich, Lesley Gore, Connie Francis, Four Tops, Beach Boys, Chordettes, Carly Simon, Dion & The Belmonts, Louis Armstrong, The Chiffons y Curtis Lee. De lo de hoy me gustan Florence and the Machine, Lana Del Rey, Lorde, David Guetta, Avicii, Ed Sheeran, Maroon 5 y The Killers.

¿Cuáles son tus libros esenciales?
Enchantment: the Life of Audrey Hepburn de Donald Spoto.
100 Great Film Performances You Don’t Remember and Probably Should de John Diled.
Vivien Leigh: An intimate Portrait de Kendra Bean.
Audrey Style de Pamela Clark Keogh.
Ava Gardner. The Secret Conversations de Peter Evans.
Grandes esperanzas de Charles Dickens.
Audrey Hepburn de Bob Willoughby.
Lo que el viento se llevó de Margret Mitchell.
Audrey 60s de Sarah Gristwood.
Marlene de Marlene Dietrich.

¿Cuál es tu bebida?
Cualquier soda. Pero creo que el café es mi bebida favorita.

Sé que es una pregunta molesta, pero, ¿cuáles son tus 20 filmes esenciales?
¡Sí que es una pregunta molesta! Te diré 25 porque tu pregunta raya en lo imposible…

Roman Holiday (1953).
Un tranvía llamado deseo (1951).
Lo que el viento se llevó (1939).
Waterloo Bridge (1940).
The Philadelphia Story (1940).
Bringing Up Baby (1938).
Now, Voyager  (1942).
An Affair To Remember (1957).
De aquí a la eternidad (1953).
La noche de la iguana (1964).
Cat on a Hot Tin Roof (1958).
Notorious (1946).
Witness for the Prosecution (1957).
The Women (1939).
Casablanca (1942).
La Reina Africana (1951).
Come Live With Me (1941).
The Thin Man (1934).
Morocco (1930).
Destry Rides Again (1939).
Una Eva y dos Adanes (1959).
Laura (1944).
Baby Face (1933).
And Then There Were None (1944).
Tea and Sympathy (1956).
Asesinato en el Expreso de Oriente (1974).

¿Directores? ¿Estrellas de cine?

Alfred Hitchcock, Billy Wilder, William Holden, John Huston, Stanley Kurbrick, George Cukor, Howard Hawks, Frank Capra, and Leo McCarey.

Actrices: Audrey Hepburn, Vivien Leigh, Deborah Kerr, Marlene Dietrich, Ingrid Bergman, Myrna Loy, Bette Davis, Katharine Hepburn, Ava Gardner, Olivia de Havilland, Joan Fontaine, Hedy Lamarr, Elizabeth Taylor, Tallulah Bankhead, Lauren Bacall, Isabella Rossellini, Jean Simmons, Norma Shearer, Carole Lombard, Lucille Ball, Donna Reed and Grace Kelly.

Actores: Cary Grant, Clark Gable, Jimmy Stewart, Gregory Peck, Paul Newman, Claude Rains, Paul Henreid, William Powell, Humphrey Bogart, Montgomery Clift, William Holden, and Leslie Howard.

¿Alguna recomendación de algo que no podamos perdernos?
Creo que, por ahora, hemos cubierto todo.

C/S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s